Contacta con nosotros 651011347

 Mi cuenta

Consejos básicos que nadie te ha contado nunca para masturbar a tu pareja

       

consejos para masturbar a tu pareja

Consejos básicos que nadie te ha contado nunca para masturbar a tu pareja

Existen muchos artículos en Internet explicándote técnicas maravillosas para masturbar a tu pareja de la mejor forma posible. Permíteme que te diga, que el saber nunca ocupa lugar, pero de nada te servirá ser un experto o una experta en tocar si no tienes en cuenta otros detalles que  pueden hacer que la experiencia sea maravillosa o directamente un desastre, pequeñas cosas que nadie te ha dicho nunca, porque quizás se consideran básicas, y a veces a lo básico, le damos tan poca importancia que nos olvidamos de ello. Hoy te propongo dedicar solo dos minutos a leer este pequeño post y a procesarlo en tu mente para que la próxima vez que masturbes a alguien, jamás te olvide, independientemente de tu experiencia y de tu técnica.

…y de repente descubrí que el coito no lo es todo en el sexo.  Se ha hablado mucho sobre el poder de las prácticas sexuales en la relación. Tan solo hemos de recordar que hasta hace  unos pocos años, la mayoría de hombres acudían a prostitutas solo para que les hiciesen sexo oral. Señal inequívoca de que no lo tenían en casa o de que ni siquiera se atrevían a pedírselo a su mujer. El sexo es poderoso, eso lo sabemos, y el sexo oral lo es mucho más, sin embargo, tendemos a darle una importancia terrible al coito. Parece que si no la metemos, no hacemos sexo y sin embargo, hay otro tipo de prácticas mucho más poderosas para cualquier relación. Una de las más importantes, después del sexo oral, es sin ninguna duda, la masturbación. Por supuesto estoy hablando de masturbar al otro. Si no sabes follar no se acaba el mundo, pero si no sabes tocar a tu pareja, entonces amigo, es hora de hacer un pensamiento serio. Conocer a tu pareja y ser capaz de llevarla al cielo tan solo con tus manos, es un arte que muy pocos poseemos. Saber tocar es importante y esencial para despertar los instintos más salvajes de nuestro compañero o compañera de cama.

¿Como y donde tocar?

Podemos tocar en cualquier sitio, eso es lo bueno de la masturbación, nos podemos tocar casi en cualquier sitio y en cuanto al cómo, aquí la cosa ya se vuelve más interesante. Lo suyo es conocer las debilidades de él o ella, pero si no los conoces, porque es un rollo de una noche y la cosa ha surgido al momento, hay una serie de patrones básicos muy importantes a tener en cuenta.

  • No toques directamente en su entrepierna, tienes que jugar. Besa, lame, acaricia… la mirada también es muy importante, obsérvalo/a, mira sus labios, sus ojos, toca sus lóbulos, sus pechos, su barriga, su ombligo…ves bajando poco a poco las manos. Los hombres tenemos tendencia a que cuando estamos muy excitados, tocamos mucho las piernas de la chica, sobre todo los muslos. Si nuestro sexto sentido nos lleva a ello, hagámosle caso. Acariciemos con ganas, acercándonos poquito a poco a su entrepierna.
  • Cuando llegue el momento de ir por faena, es importante acariciar primero por encima de la ropa, luego por encima de la braguita o los bóxers y luego por dentro. Toca por encima de la ropa interior suavemente hasta que notes su humedad. El momento de bajar la ropa interior también es vital, hazlo mirando lo que haces, ya que eso inquieta y excita a la vez. En el caso de los chicos, no le bajes los Bóxers de golpe, primero, bájaselos un poco y saca su pene, mantenlo un poco ahí, que el bóxer apriete en los testículos. Ese momento de liberación es increíble para nosotros. Comienza a tocarlo así y a los pocos minutos bájale el bóxer del todo.
  • Mientras le tocas o la tocas, es vital que tus cinco sentidos estén puestos en lo que estás haciendo y que tu pareja lo note. La mirada es muy importante, mírale a los ojos, luego a su entrepierna y cuando notes que se humedece, mírale y hazle saber que te das cuenta de ello y que te encanta. No vayas rápido, no te estás masturbando a ti mism@ y tampoco hay ninguna prisa, que la cosa vaya lenta y suave, que disfrute de lo que le haces con intensidad. Cuando la cosa fluya y veas que está a punto de correrse, hazle saber que sabes que se va a correr y que quieres que lo haga. Si no sabes cómo hacerlo, sencillamente díselo, ¡córrete! Puede parecerte una tontería pero te aseguro que no lo es. No dejes de mirarle mientras se corre, mírale a los ojos, y en el caso de los chicos mírale también al pene, obsérvale mientras se libera…la expresión de tu cara es muy importante en ese momento, hay mucha gente que pone caras raras y eso no ayuda a nada en ese momento tan especial.

P.D Si estás masturbando a tu pareja y notas que está a punto de correrse, no aceleres como si de un Ferrari se tratara, mantén el ritmo, no hace falta frotar hasta hacer fuego, podemos irritarle y además le pondrás bajo presión con tanta prisa. Corta el rollo bastante, te lo aseguro. Una vez haya llegado al orgasmo, no optes por limpiarle inmediatamente, no hay nada peor que acabar un orgasmo y que tu pareja esté más pendiente de limpiarte o de ponerte las braguitas, que de ti. Ese es un momento para demostrar cariño y amor, abrazarla, darle besitos, caricias, etc.

Ya lo ves, cositas sencillas que no suelen comentarse y que sin embargo hay que tener muy en cuenta.

Publicado el 5/2/2016

       

RSS 2.0 (Mundo LoveSex)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

NUESTROS PRODUCTOS

Últimas entradas

Archivo

envios gratis

  SÍGUENOS

          @lovesexmundofacebook sexshopsexshop google


Envios discretos


     COMPRA CON CONFIANZA


pagos visapagos mastercardpagos paypalcontrareembolso
 

 

Smitrust